Cultura

Sentimiento y emotividad en la “Madrugá” 2014 de Mancha Real

Ntra. Señora de los Dolores  en "La Madrugá" 2014 pasando por la calle Maestra
Ntra. Señora de los Dolores en “La Madrugá” 2014 pasando por la calle Maestra

Ntro. Padre Jesus y la Veronica en la "Madrugá" 2014
Ntro. Padre Jesús y la Veronica en la “Madrugá” 2014
Cristo de la Piedad en la "Madrugá" 2014
Cristo de la Piedad en la “Madrugá” 2014

Ntro. Padre Jesús Nazareno, Ntra. Señora de los Dolores y el Stmo. Cristo de la Piedad realizaron fielmente sus Estaciones Penitencia con un magnifico tiempo que permitió la asistencia de un mayor número de personas.

Desde las 4:45 de la madrugada las Cofradías ultimaban los preparativos con sus miradas puestas en las Imágenes que saldrían por las calles de la localidad. Olor a incienso y un silencio sepulcral daban paso a la salida. A las 5:30 en la Plaza de la Constitución se congregaron, un año más, cientos de fieles y devotos que esperaban la salida de la Iglesia de San Juan Evangelista de Ntro. Padre Jesús Nazareno acompañado por la Tropical Banda y Ntra. Señora de los Dolores arropada por la A.M. Villa de Mancha Real. Los cofrades iniciaron su marcha hacia la Ermita de la Virgen de la Cabeza donde esperaba el Stmo. Cristo de la Piedad que salió de su templo a las 6 de la madrugada aproximadamente bajo las marchas de la AM Amigos de la Música para realizar su Estación de Penitencia junto con las demás.

Las procesiones realizaron su tradicional trayecto con un tiempo espectacular que permitió que luciesen en todo su esplendor, llegando de nuevo a la Plaza de la Constitución sobre las 8:30 de la mañana donde se produjo el clásico encuentro entre las Imágenes, donde este año se pudo ver una novedad, la Imagen de la Verónica llevada a hombros por costaleros de Ntro. Padre Jesús, un momento lleno de sentimiento y emotividad que contemplaron cientos de personas esperando la entrada en el templo de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Señora de los Dolores ya que el Stmo. Cristo de la Piedad prosiguió su marcha hacia la Ermita de la Virgen de la Cabeza para encerrarse definitivamente allí, ya que no saldrá de nuevo este Viernes Santo junto con el Santo Entierro como en años anteriores.

Entre los detalles más curiosos y emotivos cabe destacar la ausencia de una figura importante en estas fechas, el fallecido saetero Juan Casas, que daba ese toque especial a una parada que ya era fija en la calle Las Lecheras. Otra de las diferencias con respecto a años anteriores es que Ntro. Padre Jesús y Ntra. Señora de los Dolores llevaban las reliquias del Beato Francisco Solís.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.