Deportes

La sanción de la vergüenza

Por Ildefonso Ruiz | Algo huele mal, muy mal en el ciclismo. Porque parece que a Alberto Contador, más que sancionarle, le han ajusticiado. La sensación no es de haber sancionado a un corredor que haya hecho trampas, si no de que han castigado a alguien que ha osado enfrentarse al sistema. Alberto había sido sancionado por un año, pero el se sintió inocente y se negó a aceptar el castigo. Desafió a los que están al mando del ciclismo profesional en el mundo a día de hoy, y claro, estos no le iban a permitir ganar. Los mismos que están malmetiendo por que las empresas que organizan el Tour de Francia, la Vuelta o el Giro no les dejan sacar tajada. Los mismos que entienden que la UCI, es una empresa y no una Federación. Sencillamente, a estas alturas de la película, lo menos importante, parece ser que es si Contador es inocente o culpable. 5 picogramos de clembuterol fue lo que se encontró en su sangre. ¿se dopó o no? Sinceramente, yo el cuento del filete, no me lo trago. Pero creo a Alberto Contador. Porque cuando dio la cara, lo hizo de frente, con convicción, mirando a los ojos. Cuesta mucho pensar en que mentía. Me cuesta creer que esa defensa de su inocencia sea una farsa. No tiene sentido. Lo único que está claro es que Contador no ganó el Tour por 5 picogramos de clembuterol y el precio a pagar parece muy, muy alto. Una sanción desproporcionada para alguien que ha hecho tanto por el deporte en general y el ciclismo en particular. Porque Alberto es de los corredores que dan la cara. No se arruga. Ataca. Da espectáculo.¡¡¡Como olvidar sus descarados 4 ataques seguidos a Rassmussen (otro ajusticiado) camino de su primer amarillo en el Tour!!!. No, Contador no se conforma, quiere más. Y eso, es un valor muy escaso hoy en día. Es de esos corredores que te levantan del asiento cuando atacan, puro espectáculo, pero parece que eso no es bueno para alguien. Este año, aún teniendo el Tour perdido atacó casi desde Pinto, sabiendo que no tenía fuerzas. Pero prefería ser 5º sabiendo que no podía ganar, que asegurarse el tercer puesto y quedarse con la duda de si podría haber ganado. Como dice el gran Eddie Merckx, alguien está haciendo todo lo posible por cargarse el ciclismo y a fe que lo está consiguiendo. Todo esto apesta. No me creo que un corredor gane el Tour con un plátano y una barrita de cereales como nos quieren hacer creer. Por eso creo que  a  Contador han ido a cazarle. Porque si a uno le ponen un Policía detrás todo el día para ver si toma cocaína, uno puede estar tranquilo si no es cocainómano. Pero si te ponen el Policía detrás para ver si tomas coca, si bebes, si te paras en los pasos de peatones o si respetas la derecha en los cruces, por bien que vayas por la vida, en alguna te van a cazar… aunque sea por 5 picogramos de nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.