Eventos

Multitudinaria y emotiva misa por las Bodas de Oro de las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial

Muchas personas se despidieron de la Hermana Encarna
Muchos se despidieron de la Hermana Encarna

El pasado domingo 22 de septiembre se celebró una multitudinaria y solemne misa en honor a las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial de Mancha Real, que celebraban sus Bodas de Oro. Este evento está enmarcado dentro de actos que se han realizado durante este pasado fin de semana en conmemoración de los 50 años de la llegada de estas religiosas a nuestra localidad.

Fue una ceremonia especialmente bonita y emotiva, por todo lo que se había organizado para un merecido homenaje a unas personas que lo han dado todo por la gente de nuestro pueblo, y que este mismo pueblo quería devolverles con su cariño y agradecimiento.

Vamos a realizar dos partes, diferenciando lo que fue el acto religioso de los que se han realizado durante los días previos, como reuniones de antiguas alumnas con comidas de convivencia, actuaciones de pequeños teatros y cantos de aquellos años en los que pasaron por la escuela o la guardería del convento.

El acto religioso comenzó a las 12 de la mañana con la Santa Misa presidida por el Obispo de la Diócesis Don Ramón del Hoyo López acompañado por 13 sacerdotes, entre los que estaban el Párroco de San Juan Evangelista, Don José Antonio García Romero y el Párroco de la Encarnación, Don Francisco Javier Delgado Patón. Los primeros bancos del templo los ocupaban las 30 religiosas que, junto a las que actualmente residen en nuestra localidad, habían llegado desde los diferentes lugares donde residen y que, en alguna etapa pasada, estuvieron en esta Congregación.

Una vez acabada la misa llegó el momento de las despedidas y de las emociones, ya que a las alegrías de esta etapa tan importante se unieron las lágrimas por la marcha de la Hermana Encarna, que en estos próximos días dejara nuestra localidad para dirigirse a la provincia de Cáceres. Fueron muchas las personas que se acercaron para darle el abrazo del “hasta siempre”, porque esperamos verla pronto por nuestro pueblo. Decir que pasando la mirada por el interior de la Iglesia durante la ceremonia, nos recordaba un poco a aquél 20 de septiembre del año 1963 cuando, oficiado por el Obispo de aquellos años Monseñor Romero Mengibar, se dirigía hacia las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial con unas bonitas palabras de bienvenida al igual que ahora lo fueron por parte de Don Ramon Del Hoyo López.

Enhorabuena por estos 50 años entre nosotros y esperamos que dentro de otro medio siglo puedan estar en el mismo lugar con los vecinos de Mancha Real continuando con ese bonito eslogan que con orgullo llevan “Hemos nacido para la Parroquia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.