Novedades

¿Conocías este dato?

Cinco diferentes historias

-Un grupo de personas perteneciente a la escuela de mayores “Los Jardinillos” de Mancha Real, se desplazaron a Jaén el día 22 de octubre del 2009 para visitar las instalaciones de la conocida empresa jiennense galletas Cuétara, por entonces perteneciente al Grupo SOS. Fueron atendidos por los responsables de la empresa y les fue entregada a cada una de las personas asistentes, una bolsa con los productos que el grupo fabricaba en aquellas fechas. Poco tiempo después, en los comienzos del año 2011, compraba esta empresa la firma Siro, líder del sector galletero en España.

Imperio Azul en 1960

-El 25 de julio de 1960 que fue cuando se tomó la foto, el Imperio Azul jugó un partido  donde aparecen en la formación, el Presidente del Imperio Azul Manolo Villar y su entrenador que en aquellas fechas era José Luis Quero, Cronista Oficial de la Villa en la actualidad y que siempre ha sido un gran aficionado al fútbol. Se jugó en el campo de la Concepción y en aquellas fechas se usaban las camisetas a rayas verdes y blancas hasta que poco después se optó por el azul en sintonía con el nombre del equipo. Vemos con el entrenador y con el presidente al equipo que lo componían: Rafa (el traperillo), Valderas, Moya, Felipe,  Martos, Manolin, Marín, Quero, Vico, Martín, Diaz y Cipri.

Grupo de jugadores y aficionados en Bailen 1955

-La fotografía que vemos, corresponde al verano del 1955, en el desplazamiento que hizo el Imperio Azul C.F. de Mancha Real, a Bailen, para disputar un partido con el equipo de esta población. Cuentan algunos de nuestros futbolistas que estuvieron en este partido, que el vestuario estaba en un corral lleno de gallinas y que en el centro había un pozo con agua. El Imperio Azul se adelantó en el marcador, aunque luego el Bailen le dio la vuelta ganando por 4-1. La foto corresponde a un grupo de aficionados y futbolistas de Mancha Real poco antes de comenzar el encuentro y fue aportada por Manuel Sena Fernández, un jugador que en aquellas fechas jugaba con los nuestros y que era hijo del Notario Manuel Sena Alcázar. Además de este jugador, en la fotografía aparecen: en la parte de arriba, Rafael Soria, Paco Morillas, José Mª Muñoz “ias”, Sebastián “Futis” Manuel del Moral o Manuel “Santabancas”; en la fila de en medio aparece a la izquierda Antonio “ratón”, Jesús Cano, Longinos Porras, Lucas “herrao”, Luis Valenzuela con gafas y gorra,y a su lado Santiago Romero; de los agachados solo hemos reconocido a Juan Delgado “piti” y a Martín “ratón”.

Los Blachirri ante la jaula de la muerte

-En la década de los 50 los circos tenían una gran fama en todo el país, siendo normal verlos en las ferias o fiestas de cualquiera de los pueblos o ciudades con aquel colorido que siempre han dado durante sus estancias. Uno de los circos más famosos y que todos recordamos es el Price, cuyo fundador fue Thomas Price en 1868 y que estuvo ubicado en la Plaza del Rey de Madrid durante más de un siglo, teniendo grandes artistas en sus filas como fue la trapecista “Pinito del Oro”. Fue en este circo-teatro donde una familia de Mancha Real estuvo en los primeros años de los 50, desarrollando su “número” como ellos le llamaban. El fundador del grupo se llamaba Blas Hermoso o como todos le conocían en Mancha Real “blasillo el hornero” ya que tuvo una panadería en las inmediaciones del grupo escolar Sixto Sigler. A Blas siempre le gustó el mundo del circo y por ello formó el grupo que en un principio se llamó los “Blachirri”, para más adelante cambiar por el de los “Pemaquis”, preparando un número al que pusieron “la jaula de la muerte”. Esta actuación consistía en meterse dentro de ella y al tener una forma redondeada, girar a toda velocidad con tres bicicletas y una moto, haciendo acrobacias y cruzándose entre ellos sin tener un solo roce. En la imagen les vemos junto a la jaula, con Blas Hermoso Jordán (el organizador) en el centro, a su izquierda estaba un técnico del circo que estaba aprendiendo el número, a su derecha eran su sobrino Blas Ramírez Hermoso, y su hijo Blas Hermoso. En los laterales estaban sus hijas Loli y Leonor que ejercían de azafatas. Como se puede apreciar, el primer nombre de los Blachirri tenía mucho que ver con el nombre de todos ellos, y no fue solo el Price donde tuvieron actuaciones, ya que hubo otros circos importantes de la época que contaron con ellos como el circo Americano. Blas Ramírez residió en Mancha Real hasta su muerte hace pocos años y fue él quien nos proporcionó la información y la fotografía.

Grupo en una comida

-Eduardo Terrón y Terrón fue un notario que llegó a Mancha Real en los comienzos de la década de los 30, estando al frente de la notaría del pueblo durante más de 20 años, y siendo uno de los notarios que más tiempo estuvo en nuestra localidad. Debido a su importante cargo y a los años que como hemos comentado estuvo entre nosotros, fueron muchos los amigos que llegó a tener, siendo la mayoría de ellos, personas importantes tanto del pueblo como de la provincia. Su despedida con el consiguiente homenaje tuvo lugar en el año 1954 en el que asistieron bastantes amigos a una comida que se celebró en el hotel Rey Fernando de Jaén. La foto en grupo la tomaron en la terraza que da vista a la estación de autobuses, estando como fondo la torre con el reloj que aún existe en la actualidad. En esta foto estaban personas muy conocidas como el Alcalde de Mancha Real de la época Francisco García Gámez que aparece sentado en la fila de abajo con los oficiales de notaria a su lado entre los que estaban Cristóbal Guerrero a su lado, y en el extremo contrario aparece Manuel Morillas. De pié era un grupo más numeroso entre los que estaban con Eduardo Terrón que es la persona del centro con un pañuelo blanco en la solapa, Tomás Herrera, Registrador de la Propiedad, Sebastián Nanclares, Jefe del almacén del trigo, Pedro Delgado, electricista, Juan Castillo, “Alfonsico dorao”, Antonio Gutiérrez, administrador de correos, el Conde de Argillo, el Párroco Don Emilio Palop, Juanito Torres (pistolas), Antonio Uceda, farmacéutico, Antonio Dávila, el maestro Francisco Villalobos, Manuel Sena, notario, Arturo Vargas-Machuca, Ignacio Blanco, médico, Francisco Piñar, farmacéutico, José Vico, banco, Miguel Moya, secretario del juzgado, el juez Serrano Calatrava, Lucas Martínez, y el médico Antonio Molina. El nuevo destino de Eduardo Terrón fue Salamanca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.