CoronavirusNovedades

Consejos para el mantenimiento del coche durante el confinamiento

Un coche puede sufrir graves si no toman una serie de precauciones y se realiza un pequeño mantenimiento periódico. El confinamiento por coronavirus no solo afecta a las personas, sino también a los vehículos.

 
Es conveniente mover el coche cada cierto tiempo

Estos permanecen parados en calles y garajes, acumulando suciedad y tiempo en desuso, sufriendo un desgaste silencioso que puede traer consecuencias al impedir su funcionamiento cuando se ponga en marcha de nuevo. Sin saber con exactitud la duración de la situación, es recomendable tomar una serie de medidas preventivas para no tener que afrontar costosas reparaciones del vehículo por estar parado demasiado tiempo.

Una serie consejos serán de gran utilidad para minimizar los daños que se puedan producir por este parón obligado, consecuencia del estado de alarma por coronavirus. Revisar líquidos: No esta de más hacer una revisión visual y de niveles para comprobar su buen estado y comprobar que no hay fugas de ningún tipo

Puede llenar el deposito para que no se deteriore

Llenar el depósito. Ante un largo periodo sin uso, lo mejor es llenar el depósito de combustible por completo para evitar el deterioro del mismo. Aumentar la presión de los neumáticos: Uno de los deterioros que antes y mas se nota es la perdida de aire en los neumáticos. Las gomas de un vehículo parado se desinflan mucho antes que uno en activo. Es posible que el neumático sufra deformaciones que lo dejen inservible después, e incluso, dañar las llantas por el propio peso del vehículo. Se recomienda subir la presión del neumático a 2,8 bares y minimizar los daños por posibles pérdidas de aire. Desconectar la batería. Un aspecto para mantener el coche vivo es arrancarlo cada diez días aproximadamente. Esto evitara que algunos componentes mecánicos que se apelmacen y endurezcan.

Revisar la presión de los neumáticos

Lo ideal es incluso moverlo unos metros siempre que sea posible para lubricar los engranajes e impedir su oxidación. Si no se ha desconectado la batería, poner en marcha cada poco tiempo evitara que se agote y estropee. Poner en marcha los elementos electrónicos: Una vez se tiene en marcha el vehículo, lo mejor es activar los elementos electrónicos. El aire acondicionado, por ejemplo, se debe poner en marca cada pocos días para mantener su efectividad y no acumule suciedad en las toberas (esto debe hacerse a lo largo de todos los años).

Revisar los niveles

Es aconsejable subir y bajar las ventanillas, mover los espejos retrovisores si son eléctricos, o regular los asientos y el volante si también son automáticos. Limpiarlo y taparlo: Antes de dejar el vehículo parado, lo ideal es limpiarlo por dentro y por fuera. De este modo se evita que la suciedad entre por las juntas y se deteriore la pintura o que tenga malos olores interiores por una posible acumulación de humedad. La acción ideal seria poder tapar el vehículo con una lona transpirable.

Si se siguen estas recomendaciones sencillas, se asegura que el vehículo funcione perfectamente cuando pase el confinamiento por coronavirus.

Fuente: Motor & Sport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.