AOVECoronavirusNovedades

Monodosis de aceite de oliva en bares y restaurantes como prevención e higiene

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 obligará a la adopción de una serie de medidas de prevención e higiene en las actividades de hostelería que afectará al servicio de aceite de oliva en los establecimientos. Entre ellas, el Gobierno ha anunciado que se eliminarán productos de autoservicio, como es el caso del aceite de oliva, priorizando las monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo la petición del cliente.

 

El Gobierno ha establecido en la Fase 1 del plan de desescalada por la pandemia del coronavirus, prevista para el próximo 11 de mayo, la reapertura al público de las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración, limitándose al 50% el número de mesas permitidas respecto al año anterior.

Hay cambio de normativa para los servilleteros

Además de estas condiciones para la reapertura, ha fijado una serie de medidas de higiene y/o prevención en la prestación del servicio en terrazas entre las que figura, según se detalla en la Orden SND/386/2020 del pasado 3 de mayo publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que “se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras (*) y otros utensilios similares, priorizando la monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente”.

Al respecto, fuentes de Hostelería de España -organización empresarial que representa a más de 270.000 restaurantes, bares, cafeterías y pubs del país- han explicado a Mercacei que el actual contexto provocado por el COVID-19, que supone una amenaza clara para la reapertura de los establecimientos en las condiciones de normalidad anteriores a esta circunstancia, les obliga a adoptar una serie de medidas que garanticen la seguridad tanto de los empleados, como de los clientes, entre las que se encuentran de tipo higiénico-sanitario básicas tendentes a la reducción de riesgos.

Se podrán condimentar los platos ya servidos

Entre estas medidas, se han referido a la supresión de productos de autoservicio de uso común, entre los que se encuentra el aceite de oliva, “por lo que por el momento no podrán estar a disposición del cliente”.

Por lo tanto, mientras se mantenga la situación de riesgo, la patronal hostelera ha precisado que estos productos se tendrán que sustituir por monodosis desechables que estarán a disposición a petición de los clientes, o prestar el servicio en otro formato por los camareros, como añadir directamente el aceite de oliva a los platos que se sirvan.

*Cabe recordar que, aunque en esta nueva publicación del BOE aparece el término “aceitera”, en 2014 entró en vigor el Real Decreto sobre nuevas normas de presentación de los aceites de oliva en los establecimientos de hostelería y restauración que establece que los aceites que se pongan a disposición del consumidor deben presentarse en envases etiquetados, provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y disponer de un sistema de protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original.

Fuente: Asaja Jaén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.