Novedades

La Peña El Trillo vivió la sensibilidad y el poder flamenco de Ezequiel Benitez

Ezequiel Benitez en su actuación
Muchos aficionados en la peña

Noche de sensibilidad y poder flamenco la que se vivió este pasado sábado 27 de octubre en la peña flamenca El TRILLO, donde Ezequial Benitez dejó el sello de su disco ‘Recuerdos’.

 María del Mar Casas tesorera de la peña fue la encargada de presentar al jerezano en la velada flamenca que vivieron los socios y aficionados del Trillo. Lo hizo con la soltura que en ella es habitual subrayando que el cantaor defiende el flamenco de su tierra y es un puntal importante del flamenco de hoy.

Ezequiel Benítez es un cantaor con gran personalidad porque es diferente. Mezcla en dosis inteligentes fuerza y sensibilidad. Eso lo caracteriza y le permite no dejar a nadie indiferente. Su cante es ortodoxo y novedoso a la vez dado que, la creación de letras y la personal impronta que le imprime a sus interpretaciones, le hacen ser un cantaor muy original dado que sus ideas flamencas son de propia cosecha y además de pura escuela jerezana. Actualmente es requerido en los escenarios más conocidos de España y el extranjero, donde en estos últimos años está afianzándose entre artistas de gran nivel.

Tras su primer disco, “Sobrellevé”, un trabajo lleno de sorpresas y personalidad, Ezequiel Benítez ha comenzado una ascensión que lo lleva a dejar de ser una perla de la cantera para convertirse en una figura consolidada, poniéndose entre los mejores cantaores del momento con éxitos de crítica y público. Ezequiel Benítez es una de las revelaciones más fuertes de nuestro panorama flamenco y musical y uno de los aspirantes a salvaguardar la cultura flamenca.

Los artistas con los directivos del Trillo

“El día que me dejaste estaba el cielo en tinieblas y le echaste a mi corazón una cortinita negra”, cantó por soleá. El desamor y el desgarro primaron en sus primeros minutos. El artista no dejó al público que abarrotaba EL TRILLO sin la soleá creada por él mismo para María Bala. Puso todo el sentimiento por esa jerezana a la que circunstancias de la vida impidieron salir de su ciudad a cantar y haberse prodigado mucho más en el flamenco. Estuvo vibrante y lleno de transmisión.

Luego se dejó ir por alegrías, “ mira que flamenco es que duerme con la guitarra en vez de con su mujer”. Mostró un gusto exquisito cantándolas. Pleno de sabor y, como se ha dicho, con su sello particular.
Ezequiel Benítez veía al respetable disfrutar con su cante y veía como el público se ponía en pie al concluir cada una de sus interpretaciones .
Los fandangos fueron verdaderamente estremecedores: “La otra noche soñé que mi hermano me llamaba, vino a buscarme a mi cama y a besos le comí la cara”. Y su final por bulerías apoteósico, una noche memorable. Otra página de buen flamenco la que se escribe en la reciente historia de la peña que apuesta decididamente por el flamenco de calidad.

Tientos,Alegrías,Solea, Bulerías de Vallejo, Fandangos,Tangos,Bulerías Cantes de Trilla fueron los cantes que hizo Ezequiel en una noche flamenca de altísimo nivel.
Asistieron aficionados de las peñas flamencas EL Lanchar y la Serrezuela de Jimena y Bedmar.

Crónica de Ángel Jiménez Tirado, secretario de la peña flamenca EL TRILLO.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.