Mirando al pasadoNovedadesSucedió hace...

Sucedió hace….La historia que contiene cada foto antigua

Cuando miramos una fotografía antigua son muchas las sensaciones que podemos sentir, por un lado la nostalgia que despierta en los que vivieron aquella época y por otro la curiosidad de saber un poco de la historia que encierra esa foto o al menos volver a ver a personas que desde hace muchos años ya no están entre nosotros, unos porque se fueron del pueblo y otros porque desgraciadamente fallecieron.

 

En octubre del año 1969 se celebró por primera vez el baile de la feria en las naves que había junto al cine de verano de la familia Castro en la Lonja. Fue un año que se hizo famosa aquella Caseta 69 que un grupo de empresarios y amigos montaron paralelamente a la Caseta Municipal que se hacia en el antiguo cine de «los panzas». Fue todo un éxito de afluencia, pues aparte de lo atractivo de las actuaciones, al ser una apuesta nueva, la gente acudió a ella masivamente para ver a Rosa Morena y Rudy Ventura que vinieron como actuación especial, y la orquesta local  Hollywood que estuvieron amenizando el baile. Vemos en la foto a un grupo numeroso de amigos que inmortalizaron el momento mientras junto a ellos la pista de baile estaba llena de parejas bailando.

Inauguración Casino Takatuka

A finales de los 80 el Círculo Cultural Recreativo o como todos le conocían «el Casino» cambiaba su emplazamiento desde donde estuvo durante décadas, en la calle Maestra, frente a la iglesia, a un establecimiento que había en la calle San Marcos que se llamaba bar Takatuka. En este local propiedad de Diego y su esposa Lola, estuvieron durante varios años, hasta que por parte de la directiva adquirieron los socios, la casa que había justo enfrente, y en la década de los 90 pasaron a este nuevo emplazamiento que sería el definitivo. En la foto vemos el día de la inauguración del Casino en el bar Takatuka, donde se ofreció a los socios al término del acto, una copa con aperitivos.

Entrega de placa por la APA en 1982

Nos detenemos en el año 1982, en un acto de la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del colegio Sixto Sigler, donde se dieron una serie de reconocimientos a personas que en aquellos años, colaboraban con la asociación en diferentes áreas, como por ejemplo la formación de los jóvenes en un grupo de cornetas y tambores y otro de majorettes, que en aquellos años tuvieron un gran protagonismo en todos los desfiles que se llevaron a cabo. Vemos en la imagen al presidente de la APA Lucas Ramírez y su esposa, entregando una placa de reconocimiento a Antonio Delgado, por su labor al frente de uno de esos grupos. Vemos a su lado entre otros, al director del centro Diego Marín y su esposa y al maestro Miguel Palomares.

En la barrena julio de 1958

El lugar conocido en Mancha Real desde hace más de 60 años como «La Barrena» tuvo su punto de partida en unas prospecciones de agua desarrolladas a mediados de los 50 en la falda de la «serrezuela» y que en el año 1958 se logró pinchar en unas bolsas de agua de un manantial que se consiguieron sacar más de 8000 litros por minuto, todo un logro en aquellos tiempos. El caño que salía al exterior fue la gran noticia en el pueblo, siendo el lugar más visitado en los meses siguientes a su hallazgo, con grupos de amigos, niños y familias enteras, que su paseo favorito era el de subir a la «Barrena» para poder fotografiarse junto aquél gran chorro de agua.

Grupo de vecinos en el cerro

La subida al Cerro del Cabezo el día de la romería de la Virgen de la Cabeza es una tradición que en Mancha Real fue pasando de padres a hijos durante décadas y que en la actualidad se sigue haciendo, ya que la Hermandad en el pueblo es de las que mas hermanos tiene en la provincia. Aunque los romeros siguen acudiendo años tras año a honrar a su Patrona, el desplazamiento hasta el cerro se hace de forma diferente, ya que en los años 50 y 60, los vehículos mas utilizados eran los camiones, que para la ocasión, se les ponía un toldo y se les acoplaba una fila de sillas alrededor, y en caravana se desplazaban al Santuario. Vemos en la foto de finales de los 50, a un grupo de vecinos que se fotografiaron con la ermita de fondo, y donde hemos reconocido a los hermanos Leopoldo y Arturo con sus esposas Catalina y Dolores, a la hermana de esta, Juanita, a Dolores Mérida, José María Martínez Sánchez y su hija pequeña Lola o los hermanos Cristóbal y Ana Blanca entre otros.

Grupo de familiares en una boda en los 60

Son muchas las fotos que nos llegan de los banquetes de boda en todos los tiempos, una celebración en la que siempre había un fotógrafo para inmortalizar las imágenes de los novios y de los invitados que luego serviría para el album de fotos o para el recuerdo de todos los que asistieron al evento. Vemos en la instantánea a un grupo de familiares en una boda en los comienzos de los 60 entre los que estaban, a la derecha Antonio Sánchez y su esposa Antonia (galleta) con su sobrino pequeño Manolo, a su lado estaba su hermana y su cuñado (tintarina), con Juan Jiménez y Manolo Yera con sus respectivas esposas y ?? con su esposa, todos ellos disfrutando el puro que siempre se regalaba al final de la comida.

En el cortijo Virgen de los Milagros en los 60

 La siguiente foto que hemos seleccionado, es del cortijo «Virgen de los Milagros», más conocido como «Penas». Esta era una finca propiedad de los hermanos Manuel, Emilio y Angel Carmona Quesada en los años en los que se tomó esta imagen, allá por el año 1965, donde podemos apreciar como se hacía una demostración de un Braban gigante, una de las muchas pruebas que organizaban a menudo. Está situado en la carretera de Baeza antes de llegar al cruce de Torrequebradilla. En la instantánea aparecen el administrador Antonio Quesada, encargado en aquellas fechas, a su derecha su esposa Ascensión y su hija Ascen. También se puede ver a Rosa, la esposa del pastor Francisco Martín y varios jornaleros que normalmente estaban por la finca. En la actualidad es propiedad de la familia Montabes Vañó, que fundó en el año 1972 la empresa Monva S. L. para la fabricación y venta de aceite de gran calidad ya que, además de los 85.000 olivos de la finca, dispone de su propia almazara para el molturado, envasado y venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.