Mirando al pasadoNovedadesSucedió hace...

Sucedió hace….Las fotos de la escuela que todos guardamos

Esta semana en Mirando al Pasado hemos recopilado algunas de aquellas fotografías que casi todos tenemos en casa y que nos hicieron con muy pocos años en la escuela, donde pasamos gran parte de nuestra infancia.  Todos los años al final de curso, pasaba por los centros escolares, el fotógrafo de turno que montaba su pequeño estudio con los utensilios propios del colegio y los escolares posaban para tener un recuerdo de su paso por la escuela, una foto que la mayoría de personas que estuvieron en la escuela en los 60, seguro que guarda en algún cajón.

 

También el recuerdo de nuestro profesores en la edad escolar nos trae una nostalgia que en la mayoría de los casos es positiva, ya que todos ellos tuvieron mucho que ver en la educación que recibimos. La foto en grupo casi siempre se hizo en el final del curso como en esta ocasión en la que los profesores de Sixto Sigler posaron todos juntos y dejaron esta imagen que a todos los que fuimos sus alumnos nos trae muy buenos recuerdos.

Catalina en el colegio de La Carolina

Allí estaban: de pie comenzando por la izquierda, Don Miguel Palomares, José Antonio Jiménez, Juan Calabria, Pedro Gámez, el director Diego Marín, el Teniente de la Guardia Civil, el Juez de Paz Manuel Fernández, Juan Quero, J. Antonio Espejo, Lucia Ulloa, Rafael Vela, Carlos García, Antonio Huertas y José Luis Quero; sentados en la izquierda estaba D. Laureano, Celia, María Luisa, Encarnita, Mari Lola y su hermana Anita Palomares y Lina esposa de J. Antonio Espejo.

La siguiente fotografía que tenemos es de una niña de Mancha Real, aunque en aquél curso 1952/53 por motivos familiares, residía en La Carolina, y estaba escolarizada en el Colegio Particular de Párvulos. Ella es Catalina López (esposa de Martín Ruíz «el campano) que recibía la enseñanza en el centro antes mencionado, y su maestra era Doña Conchita Ramos como muy bien ilustra el portafotos de los profesionales que se desplazaron desde Valencia para recoger estas bonitas fotografías de las alumnas del centro.

Angeles Molina década de los 50

Nos quedamos en los centros de Mancha Real, en el colegio Sixto Sigler que agrupaba las escuelas de su propio nombre, el colegio San Jose de Calasanz en la Paloma y el de San Marcos o como también se le conoce «Las Pilas». En este último, en la década de los 50, vemos a Ángeles Molina, una de las alumnas del centro que este día en el que se concertaba la visita del fotógrafo, se tomaba la foto en el pequeño soportal que hay en la entrada, con la imagen de la «Niña María», que en aquellos años era muy venerada. Las maestras que en aquellos años impartían enseñanza a Ángeles y a sus compañeras eran, Doña María Jiménez, Doña María Alcázar y Doña María Cavallé.

Bernabé Molina en 1957

Nos trasladamos al año 1957 al colegio San Marcos, en el que podemos ver a uno de sus alumnos en aquel curso en la foto de rigor, el era Bernabé Molina al que le impartieron clases en este centro los maestros D. Laureano Sigler y Don Miguel Palomares. Decir como dato que Don Miguel Palomares fue el cabeza de una familia que todos sus miembros fueron maestros, con su hijo Remigio y su nuera Maribel, sus hijas  Anita, Marilola y sus yernos Pedro y José Antonio, todos [email protected] grandes docentes. 

Hermanas Ana y Fuensanta curso 65-66

Con la llegada de las Misioneras de Acción Parroquial a Mancha Real en el año 1963, comenzaron una serie de actividades en las que, formaron una guardería temporera en 1964, y un año después comenzaron el curso de las «Escuelas Virgen de la Cabeza», un centro de enseñanza que se constituyó como Patronato de la Fundación de su mismo nombre el 10 de febrero de 1966, formado por el Párroco, el Presidente de Cáritas Parroquial, y los Presidentes de Acción Católica de Hombres y Mujeres, y posteriormente se incorporó a la Junta, la Madre Superiora de las Religiosas. Vemos la foto de este primer curso 1965/66 dos de sus alumnas, las hermanas Ana y Fuensanta García que fueron integrantes del grupo que este curso impartieron las religiosas con Madre Amalia como Superiora del centro.

Bernabé Yera 65-66

Siguiendo en este curso 65/66, en otros dos centros de la localidad, el fotógrafo Cristóbal Ortega desplegaba su equipo para que los pequeños tuvieran su recuerdo de su paso por ellos, con el decorado que recordaba un poco la torre de la iglesia de San Juan Evangelista. El teléfono y la imagen de Miguel de Cervantes fueron dos de los elementos que acompañaron a los alumnos en el decorado en aquél curso de los 60. La instantánea corresponde al Grupo Escolar de San Marcos, en el que Bernabé Yera recibía la enseñanza por parte de su maestro D. Pedro Gámez. 

José Luis Quero en 1945

En las Escuelas Nacionales que es como se reconocía a las públicas, en aquella década de los 40 se desplazaban fotógrafos del exterior, muchos de ellos de Valencia, que estaban unos días por los diferentes colegios locales tomando las fotos del curso a los alumnos y alumnas, en aulas diferenciadas, ya que la enseñanza fue durante muchos años impartida por maestras para las niñas, y maestros para los niños en aulas diferentes. Vemos en la siguiente imagen del curso 1944/45 a un alumno que es muy conocido y querido por todos en Mancha Real, tanto por su trayectoria a lo largo de los años como en las últimas fechas en las que ha adquirido un protagonismo muy merecido, nos referimos a D. José Luis Quero Juárez, que en aquellos años cursaba sus estudios en el colegio San Marcos de Mancha Real, siendo su padre D. Juan Quero y D. Laureano Sigler sus maestros durante estos años.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.