Tablón

Una campaña para fomentar la recogida de excrementos caninos

Campaña "Recoge lo que ensucia"
Campaña “Recoge lo que ensucia”

El Ayuntamiento de Mancha Real, a través de la Concejalía de Parques y Jardines, ha iniciado una campaña de concienciación ciudadana para evitar la presencia de excrementos de animales domésticos en espacios de uso público. Las banderolas están colocadas en el soto de “Las Pilas”, en el soto aledaño al Parque Municipal, en la Plaza Donantes de Sangre, en los aparcamientos de La Paloma y en el Parque de Tetuán.

Abandonar las deyecciones de perros en las vías públicas, parques infantiles, jardines y en general en cualquier lugar destinado al ornato y/o tránsito de personas, infracción cuya sanción está regulada en la Ordenanza Municipal Reguladora de la tenencia y Protección de Animales, según se indica en el artículo 40 y 41 de esta Ordenanza, es una infracción grave que se puede sancionar con una multa que va desde 90 € hasta los 180 €.

Los animales de compañía irán conducidos en las vías públicas por personas capacitadas e idóneas para evitar que el animal quede sin control.

Los animales irán provistos de cadena o correa suficientemente resistentes, collar y bozal cuando las circunstancias sanitarias o la peligrosidad del animal así lo aconsejen y micro chip de control censal, sin que pueda llevarse más de un animal por persona. La correa o cadena tendrá una longitud inferior a dos metros, y el bozal deberá ser homologado y apropiado para la tipología racial de cada animal.

Los propietarios de animales de compañía y las personas que se encarguen de conducirlos por la vía pública, como medida higiénica ineludible, evitarán que éstos depositen sus deyecciones en las vías públicas, jardines o paseos y en general en todo lugar no destinado específicamente a este fin.

En cualquier caso, la persona que conduzca el animal irá provista de cualquier dispositivo que permita la recogida de las defecaciones del animal, depositándolas en contenedores, papeleras o cualquier otro dispositivo instalado para ello, sin perjuicio de lo dispuesto en otras Ordenanzas Municipales.

Del incumplimiento de lo indicado, serán responsables las personas que conduzcan los animales y, subsidiariamente, sus propietarios.

Peligro

La larva migratoria visceral (LMV) es causada por gusanos (parásitos) que se encuentran en los intestinos de perros y gatos. El parásito del perro se denomina Toxocara canis y el del gato Toxocara cati. Los huevos producidos por los gusanos son dejados en las heces de estos animales, las cuales se mezclan con la tierra. Los niños pequeños con pica (un trastorno que implica consumir cosas no comestibles como tierra o pintura) tienen un alto riesgo de contraer esta infección. La mayoría de las infecciones ocurren en niños que juegan en áreas con suelo contaminado por heces de perro o gato.

Después de ingerir los huevos de los gusanos, eclosionan dentro del intestino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X
X

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.